Everything Will Be Alright in the End de Weezer, desmenuzado [RESEÑA]

Porque la discografía reciente de Weezer ha sido un dolor de muelas casi constante para los fanáticos de la banda, he aquí una evaluación pista por pista del regreso de Ric Ocasek –famoso por haberle hecho dos hijos a Paulina Porizkova y, en menor grado, por ser el mandamás de The Cars– a la producción de los discos de la banda de Rivers Cuomo.


Ain’t Got Nobody — El primer tema del álbum es puro “Island in the Sun” y “We Are All on Drugs”. La mejor definición sería una mezcla entre lo mejor del dad rock de discos recientes con la intensidad de los primeros tres álbumes. Una perfecta opción para demostrar que la banda puede volver a sonar como en el álbum verde. Aquí aparece por primera vez el nombre del disco, a manera de una voz grabada al inicio de la canción.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.40.44 PM


Back to the Shack — Sin lugar a dudas es la peor canción del álbum –e, inexplicablemente, el primer sencillo– aun si es la que anuncia el regreso a sus raíces. En un universo alterno, sería una canción olvidable de Maladroit. Aun así, es mejor que casi todo Raditude.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.41.48 PM


Eulogy for a Rock Band — Aquí es donde el disco realmente despega. Combina la producción más elaborada de Make Believe con un poquito (muy poquito, casi nada) de “Tired of Sex”, de Pinkerton.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.40.44 PM


Lonely Girl — Pese a que el título de la canción grita “¡Red Album!”, el tema está más cerca a “The World Has Turned and Left Me Here” o a “Why Bother?” que a –gulp– “Everybody get Dangerous”. Incluye solo Buddy-Hollyesco.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.41.28 PM


I’ve Had It Up to Here — La estrofa es lo más alejado al Weezer tradicional que se encuentra en el disco, con un ritmo casi disco y un falsete que casi rapea, por lo que está más cerca de Hurley y Raditude. El coro es más congruente con el sonido habitual de la banda… hasta que llega un interludio con ritmos de reggae. Sí, reggae. Y, a pesar de todo, no está mal.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.41.39 PM


The British are Coming —Tan pronto el piano y la guitarra comienzan a sonar en conjunto, de inmediato recuerdan la ópera rock que Rivers Cuomo nunca terminó, Songs from the Black Hole. Al mismo tiempo, hay un saborcito a “Across the Sea” a lo largo de la canción.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.41.28 PM


Da Vinci — Inicia con un silbido y una guitarra acústica que suenan tan anuncio de Telcel que podrían asustar hasta al fan más clavado. Y entonces llega el coro con la característica guitarra sucia y melancólica de Cuomo, seguida al final de los teclados ya tan popularizados por el Blue Album, y resulta una combinación tan emotiva como no había existido una en un disco de Weezer desde “Perfect Situation” o incluso “Pink Triangle”. Si hay una canción en este álbum que puede devolverle el status de creador de éxitos a Rivers Cuomo, es esta. La frase “everything will be alright” vuelve a aparecer, ahora como parte de la letra. Una joya.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.41.28 PM

https://www.youtube.com/watch?v=qVnjFVi4RNo
Go Away — Lo más Blue Album que aparece en el disco. Canta con Bethany Consentino, la chica de Best Coast. Es puro Buddy Holly (el compositor, no la canción). Es el clásico primera-segunda-tercera que nos ha dado joyas como “Reloj no marques las horas” y prácticamente toda la discografía de El Tri.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.40.44 PM


Cleopatra — Empieza con un ritmo country, aunque posiblemente es el tema que suena más Make Believe. En partes es alegre como Green Album; en otras, suena al tema de The Big Bang Theory, de Barenaked Ladies. El interludio, justo después de un ligeramente penoso recurso arabesco, es de lo más es sorprendente. Y el solo subsecuente de Cuomo se agradece.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.41.39 PM


Foolish Father — Es como si Weezer reinventara “Paint it Black”, de The Rolling Stones. El coro es más cercano a los últimos discos pero tiene ese acorde cuomoesco  que rompe con lo que tus oídos esperaban. “Perdona a tu padre tonto. Lo haría todo por ti”, le canta Rivers a su hija. Incluso si al inicio del disco se escucha en una grabación, es justo de aquí que sale el nombre del disco, “Everything Will Be Alright In The End”, una frase que entona un coro y que seguramente sonará muy bien en vivo.
Screen Shot 2014-10-07 at 10.40.44 PM

The Futurescope Trilogy (I. The Waste Land, II. Anonymous y III. Return to Ithaka) — Esta pieza de tres partes comienza con un instrumental que arranca como una marcha fúnebre. Sin duda es lo más Black Sabbath que Weezer ha sonado hasta ahora. Y entonces pasa más de un minuto y comienza a aparecer el tema principal de la canción y Weezer suena otra vez a Weezer y sale el sol y el arcoiris y todos tenemos lentes de pasta y suéteres de rombos.
Para la segunda parte, imagina la versión instrumental del tema de The Big Bang Theory que aparece junto con los créditos del final, pero tocada en piano y con mucho más sentimiento. La canción crece y crece hasta volverse una cosa bien diferente. La voz de Rivers Cuomo suena lo más Paul Stanley que ha sonado en su vida. Y que Weezer suene un poco como Kiss es algo bueno. Justo en el clímax, el tema que se había desarrollado durante “The Waste Land” reaparece para un instrumental final que concluye el disco dejándonos con una idea de que, después de todo, una ópera rock hecha por Rivers Cuomo no sería tan mala idea. En el peor de los casos, sería mejor que la de Spiderman que hizo U2.

Screen Shot 2014-10-07 at 10.41.28 PM

 

Dicho todo esto, la mejor manera de definir de manera global el álbum es…Screen Shot 2014-10-07 at 11.00.04 PM

ELHYP3 | Promote Your Page Too

Comentarios

comments

You must be logged in to post a comment Login

%d bloggers like this: