Tomorrowland: qué aburridas pueden ser las utopías [REVIEW]

(Contiene spoilers).

Brad Bird: esperábamos más. No son los visuales (arriesgados, potentes, hechos con toda la mano), sino la ejecución en la historia. Tampoco es que la historia que plantea Bird no sea, digamos, bienintencionada (el futuro está en peligro, “Tomorrowland” es una especie de utopía de un porvenir que los humanos del presente estamos echando a perder entre contaminación y guerras y cambio climático): el problema radica en que es caótica, confusa y, en el fondo, terriblemente aburrida. Entre las opciones que tenía Bird para hacer este filme sobre un área de un parque de Disney, supongo que existía una en la que simples personajes (de preferencia jóvenes), son abducidos al preciosista Tomorrowland y ahí, bueno, suceden cosas. De hecho, así arranca esta película: en los 60, un niño que a la postre será George Clooney, en calidad de genio inventor precoz, es tentado por una morrita a meterse a aquel paseo en bote llamado “It’s A Small World” (lo cual es históricamente correcto: Disney montó dicha atracción en la Feria Mundial de Nueva York) que, audazmente, es presentado como un portal interdimensional, y arriba a Tomorrowland, una ciudad futurista como nada que hayamos visto antes.

2011nywfitsasmallworld1

Walt Disney e invitados en el pabellón de “It’s A Small World” de 1964. Abajo: boceto de preproducción para las escenas del filme de Brad Bird.

11046563_1105661672794041_913575310788610428_o

Bueno, no exactamente. De hecho, hay un pequeño filme animado de Disney llamado Meet the Robinsons (2007), el cual tiene un niño inventor que es abducido a una ciudad futurista y que tiene uno o dos interesantes giros en la historia que involucran el viaje en el tiempo. De hecho, los realizadores hicieron este pequeño gag-homenaje al área Tomorrowland de los parques de Disney (very, very clever):

meet2

Me habría gustado más que Tomorrowland tuviera, si no la misma trama que Meet the Robinsons, una estructura similar. Me refiero a explorar los recovecos de Tomorrowland y admirar los excesos de imaginar tecnologías futuristas con ese morbo que heredamos de Los Supersónicos. Pero no: Brad Bird introduce a un tercer personaje, una chica rebelde del año 2015, creando confusión entre la audiencia (¿quién es el héroe, el niño inventor sesentero o la carita cumshotera contemporánea?), y convierte la historia en un lío que nunca acaba de resolverse. Claro, hay muchos momentos bien logrados (como cuando la chica descubre el pin que la traslada a Tomorrowland o la escena en la tienda de memorabilia retro, con docenas de referencias que los geeks agradecerán –¡hay algo de The Iron Giant escondido por ahí!–, así como los fans de Disney), e incluso una secuencia (la de la Torre Eiffel) que sí te saca dos o tres merecidos WOW. Pero hasta ahí. El Tomorrowland que le da nombre al filme no es algo relevante al filme. No alcanzamos a verlo lo suficiente. Es solo un pretexto para una historia bastante moralina sobre cómo la humanidad destruye al planeta. ¿Neta, Brad Bird?

El área Tomorrowland que conozco es la de Orlando, ubicada en Magic Kingdom y que fue inaugurada en 1971. Es bastante ñoña y estúpida: recuerdo haber comido pizza muy chafa ahí, asistido al show de Monsters, Inc. Lilo y Stitch, los cuales me dejaron con sabor “meh”. El plato fuerte sigue siendo Magic Mountain, una montaña rusa retro que de alguna forma detonó la estética Tron. Debo admitir que Magic Mountain, que recuerdo fue la locura entre mis amigos en la década de los ochenta, sigue siendo, a 44 años de distancia, una atracción muy divertida.

Tomorrowland fue fundado, originalmente, como parte de Disneyland en 1955. Aquí algunas fotos de cómo se veía hace 60 años:

9_55_BW_20

Drall_NewTL1968_23M

img131[1]

 

DbMtomorrowland67

Tomorrowland, con su tren elevado, su arquitectura “googie” –aquella que plagó a los hoteles de Las Vegas por esos mismos años–, su estilo rocket ship, ray-gun, spacemen, es testimonio de una época ingenua que hoy encontramos adorable. También fue uno de tantos sueños de opio del viejo Walt. En la placa de Disneyland se lee lo siguiente: “Tomorrow offers new frontiers in science, adventure and ideals. The Atomic Age, the challenge of Outer Space and the hope for a peaceful, unified world“.

Me regreso al Tomorrowland de Orlando: no es muy tan sabido que el viejo Walt, obsesionado con el tema del futuro, fue un paso más allá al invertir en 11 mil hectáreas en el estado de Florida. Seguro, Walt lo hizo para construirse un segundo Disneyland, que llamo Disney World, pero su verdadera pasión era… el progreso. Su llamada “Ciudad del Progreso” o EPCOT (Experimental Prototype Community of Tomorrow) sería construida con la forma de una rueda y albergaría su visión utópica de una comunidad futurista. Algunas de sus ideas avanzadas se centraron en el transporte, la recolección de la basura, el empleo, la construcción de las viviendas… en EPCOT todos trabajarían y no existiría la propiedad privada.

Walt Disney Designs the Future

Walt murió en 1966 y su proyecto con él. EPCOT acabó siendo un parque temático más. Disney construyó algo más o menos parecido al proyecto de Walt en los 90, una comunidad llamada Celebration, Florida, pero a una escala mucho menor y con poco que ver con los ideales googies del viejo

Disney's TOMORROWLAND..Casey (Britt Robertson) ..Ph: Film Frame..?Disney 2015

Todo esto lo saco al tema porque, evidentemente, Brad Bird quiso incorporar en el discurso de su Tomorrowland la visión original de Walt Disney sobre las comunidades progresistas del futuro, aquellas que perseguían las “nuevas fronteras en ciencia, aventura e ideales”. Y no está mal. El problema es que, de nuevo, hay poco Tomorrowland en el filme, y el personaje de la chica geek-rebelde que tiene la llave para resolver el dilema, es muy poco interesante y muy poco verosímil. Los villanos tampoco tienen motivaciones claras: son solo el pretexto para equilibrar la trama, darle emoción a una o dos persecuciones y ya.

Y como decía en un principio, el resultado es aburrido. No hay nada bueno de una película de verano con tintes familiares que hace bostezar a la audiencia. Este es oficialmente el primer filme mediocre de Brad Bird. Bu.

tumblr_notq41JLeG1uus6lwo1_r1_500

Lee más de Ruys en Facebook o Twitter.

Screenshot 2015-05-24 09.51.57

Tomorrowland se estrenó el 22 de mayo de 2015. Ratings: 7/10 –IMDb y 50% –Rotten Tomatoes

 

Comentarios

comments

Escribo libros.

You must be logged in to post a comment Login