Jessica Jones vale las 13 horas de tu tiempo [review]

Esta reseña (casi) no contiene spoilers.

Cuando salió Daredevil hace algunos meses, Marvel cambió el ritmo y la profundidad de su universo cinematográfico para darle un tono más oscuro y violento a sus series originales producidas para Netflix. Fue un cambio bienvenido, uno que dejo que los personajes se desarrollaran mucho más que lo hubieran hecho en una película, lo cual nos dio un Daredevil que posiblemente se hubiera perdido en el mix de superhéroes cinematográficos, y un villano sobresaliente, fácil el mejor de Marvel desde Loki.

Netflix nos dio también el bingewatch, el atasque de capítulos en una sentada al que nos tenía acostumbrados con House of Cards, pero que no habíamos visto en una adaptación de cómic. Hay muchas series que viven del hype, de la anticipación y la conversación, la especulación que pueden crear entre capítulos. Pero hay series que uno quiere ver sin parar, porque no dependen de cliffhangers para avanzar, no necesitan cerrar capítulos ni quedarse a la mitad de un punto en la trama para mantener nuestra atención. Daredevil definitivamente fue una de esas series. Y ahora, tenemos a Jessica Jones. 

Primero, saquemos la comparación. Cómo se ve contra Daredevil, nuestro punto de referencia? Sabemos que las dos series viven en el mismo universo (uno que comparten con los Avengers y Guardianes de la galaxia y los Agentes de S.H.I.E.L.D.), pero que no sucede ni en dimensiones paralelas ni en mundos lejanos. Sucede en las calles mugrosas de Nueva York post ataques Chitauri, y que la gente ha vuelto un poco a la normalidad, pero los poderes de la gente “no normal” son un constante peligro.

daredevil-on-jessica-jones-netflix

Y así conocemos a Jessica, una chica cínica, cabroncita, malhumorada, arguendera, , muy peda, aguda y bastante enojada. Donde Matt Murdock es un tipo que quiere hacer lo correcto, Jessica Jones es alguien que quiere detener la ola de cosas horribles que pasan a su alrededor. Y las cosas se ponen bastante horribles bastante rápido. Jessica Jones es violenta. MUY violenta. Tal vez no en la acción, pero en las situaciones y en sus desenlaces. Sangre en el universo Marvel? Mucha, y sale de muchos lugares posibles. Es más extrema que Daredevil. En su ñoñería puede ser bastante más ñoña, pero en su acción, en su crueldad, es MUCHO más intensa. Vamos, Daredevil luchaba contra el Kingpin y tipos con metralletas. Jessica tiene que enfrentarse a Kevin Kilgrave, un tipo que controla mentes. Las cosas empiezan medianamente lentas, pero al final del primer capítulo, pum, entendemos que la serie va a ser mucho más mala onda de lo que pensábamos.

marvel-s-jessica-jones-the-new-netflix-show-we-ll-all-be-talking-about-610579

En ese punto, tenemos un gran villano en nuestras manos. Uno que no quiere dinero ni poder ni dominar al mundo. El tipo puede hacer que todos hagan lo que él quiera, y que piensen que es una gran idea. Así que hay poco que se pueda hacer contra él. Es un piscópata encantador, y uno de los mejores némesis de Marvel. El gran problema con él es que pone a todos en situaciones imposibles. Nunca mata a nadie. Solo les dice que se saquen el corazón o que se claven unas tijeras por el craneo. El nivel de sadismo que tiene es increíble, y qué puede hacer una heroína contra eso? Salvar a todos? Ni siquiera puede matarlo, porque entonces todas las personas que hicieron cosas horribles contra su voluntad serían culpables. Y la cantidad de cuerpos que se acumulan alrededor de Jessica es sobresaliente.

Jessica

Jessica Jones se siente más madura que el resto de los productos de Marvel que hemos visto en pantalla. Jessica es muy clara cuando habla de violación, y de los traumas que le dejó. Se tocan temas sensibles como el aborto, de cómo la chica no quiere dar a luz al producto de ese monstruo que abusó de ella contra su voluntad (y, en esencia, no son eso todas las violaciones?), y la reacción no es nada moralista ni aleccionadora. Igual con las parejas gay, el sexo (mucho sexo! sexo oral! sexo entre dos súperdotados!) parejas interraciales, de enfermedades mentales, drogas… Es una serie adulta. Sí, tiene humor y un par de situaciones muy pendejas, pero los personajes toman decisiones complicadas, son responsables de lo que hacen (con todo y el control mental) y de sus pendejadas.

jessica-jones-david-tennant-purple-man-e1446117598357-933x438

Igual que Daredevil, JJ está filmada como si fuera una película de 13 horas, y eso hace que quieras verla de un jalón. Yo la vi toda en dos días, y empezaría a ver la segunda temporada si la tuviera enfrente. Hay momentos que se sienten de sobra, tal vez todo podría vivir en 10 u 11 episodios, pero yo no me quejo. Hay suficientes buenas actuaciones, historia y referecnias al mundo Marvel (hola, Rosario Dawson!) como para que las 13 horas valgan la pena. Krysten Ritter es increíble, hace que el personaje sea súper irritante y te caiga mal la mitad del tiempo, y como que sus poderes nunca terminan por cuajar, pero también es entrañable y chistosa. David Tennant es un gran villano, aunque podría ser un poco más morado. Mike Colter como Luke Cage (que tendrá su serie también en Netflix) y Carrie Anne-Moss como Jeri Hogarth le añaden personalidad a la diversión.

No sé qué vaya a pasar con el resto sus historias en Netflix, pero hasta ahora, Marvel va dos de dos.

 

 

Comentarios

comments

Tell people a little about yourself.

You must be logged in to post a comment Login